HEREJIAS DESTRUCTORAS-VENENO PARA EL ALMA..

2 tesalonicenses 3:6. Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros. 2 Timoteo 3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.  3:2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,  3:3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,  3:4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,  3:5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

2 tesalonicenses 3:6. Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.
2 Timoteo
3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.
3:2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,
3:3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,
3:4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,
3:5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella;éstos evita.

Fullscreen capture 6132015 62320 PM.bmpComienzos de los grandes íconos religiosos, que mueven  grandes masas a nivel mundial en estas modernas épocas.

Es interesante conocer detalladamente, como es que ellos iniciaron, y las raices de sus enseñanzas, que al fin al cabo, son las grandes divisoras principales, en esta  gran cisma cristiana evangelica.

Ya que ellos están metidos dentro de la iglesia como ministros de Cristo,  necesitamos  y es nuestra responsabilidad como creyentes verdaderos, saber:¿ por qué se les está señalando como apóstatas y herejes por los apologistas cristianos?

Kenyon y los principales de un evangelio diferente.
Aunque los militantes entre los maestros de la Fe son numerosísimos (y aumentando cada

día), este movimiento, como cualquier otro, tiene sus estrellas y sus jerarquías. Esta sección
especial expone a algunos de    los mejores conocidos y más influyentes maestros de la Fe de hoy
día, además de presentar un esbozo del fundador espiritual del movimiento. Otros pudieran ser
mencionados, pero con un conocimiento de las figuras que hemos seleccionado, usted podrá
adquirir una visión apropiada sobre la naturaleza del movimiento de la Fe.

Essek William Kenyon
Pregunte a cualquiera que pertenezca a la teología de la Fe a quien considera como el
padre del movimiento, e invariablemente la respuesta habrá de ser Dad (Papi) Hagin.
Pregúntele, además, dónde se originó y probablemente le dirán que se originó en el movimiento
carismáticopentecostal. La verdad, sin embargo, es que el verdadero padre del movimiento de la
Fe tal como lo conocemos hoy día es Essek William Kenyon. A Dad (papi) Hagin le ha
correspondido la tarea de popularizarlo.
E.W. Kenyon, quien naciera el 24 de abril de 1867, comenzó su ministerio en la Iglesia
Metodista. A principios del año 1900, Kenyon estableció el Instituto Bíblico “BETHEL”, pero
posteriormente, en 1923, renunció a su posición como director del proyecto, en medio de una
confusa controversia.
Un verdadero pionero en las trasmisiones religiosas por radio, Kenyon empezó en 1931
su programa, llamado “La Iglesia de Kenyon en el Aire”. Las grabaciones y libretos de sus
trasmisiones eventualmente fueron el material que él utilizó para sus numerosos escritos, los que
constituyen su más importante legado. Algunas de las frases popularizadas por los actuales
predicadores de la prosperidad, tales como, “lo que yo confieso, eso es lo que yo poseo”,
1
fueron acunadas por el propio Kenyon.
Poca duda existe de que la metafísica del Nuevo Pensamiento ejerció un considerable
impacto en Kenyon. La evidencia de su propia obra, los testimonios de testigos inmediatos y
otras fuentes adicionales, proveen amplia prueba de sus conexiones sectarias. Ya que un
determinado número de individuos han establecido previamente el origen sectario del
movimiento de la Fe por medio de Kenyon, yo no voy a insistir sobre ese mismo punto.
2
Sin
embargo, creo que es necesario mencionar que Kenyon fue alumno del “Emerson College of
Oratory”, una institución plenamente identificada con la metafísica del Nuevo Pensamiento.
3
La influencia de Kenyon dentro de los círculos pentecostales no se limitó solamente a
Kenneth Hagin. Aparentemente, él fue también ampliamente leído y mencionado por los
predicadores de avivamiento y de sanidad divina posteriores a la Segunda Guerra Mundial,
incluyendo a William Branham y a T. L, Osborn.
4
Se afirma también que Kenyon visitaba las
reuniones auspiciadas por líderes pentecostales como F.P. Bosworth y Aimee Semple
McPherson.
5
Aunque Kenyon fue comedido en comparación con algunos de los más agresivos
maestros de la Fe de hoy día, él también fue un propulsor de las ideas más atrevidas y los más
blasfemos conceptos. Por ejemplo, Kenyon afirmaba que si la muerte física de Jesús fue
suficiente para pagar por el pecado entonces cada cristiano puede pagar su penalidad por el
pecado por medio de su propia muerte. En efecto, Kenyon llegó hasta enseñar que la muerte
física de Jesús no tuvo nada que ver con el pecado:
“Si la muerte física de Jesús pudo pagar la penalidad por el
pecado, como algunos sugieren, ¿entonces por qué es necesario que el
Cristiano muera? ¿Si un Cristiano muere físicamente no está ya
cumpliendo con Su castigo por haber pecado? Si la muerte física es la
penalidad por el pecado, entonces ¿por que toda la humanidad no
puede pagar su propia penalidad, salvándose a sí misma, si todos
tenemos que morir? Pero nosotros sostenemos que la muerte de Jesús
no tuvo absolutamente nada que ver con el asunto del pecado”.
6
Por muy blasfema que la anterior cita parezca, Kenyon constantemente estaba
excediéndose a sí mismo. Por ejemplo, en un libro titulado, The Father and His Family (El
Padre y Su Familia), Kenyon afirma que “cada hombre que haya nacido de nuevo es una
Encamación, y el cristianismo es un milagro. El creyente es una persona Encamada tal como lo
fue Jesús de Nazaret”.
7
Kenneth Hagin
En términos generales, la función de Hagin ha sido simplemente la de popularizar y
repetir las enseñanzas de Kenyon. Hagin ha expresado que “el Espíritu Santo le ha dado las
mismas palabras que a Kenyon sin que él tuviera conocimiento previo de la fuente”.
8
A pesar de
una muy sólida evidencia en contrario, Hagin insiste:
“La influencia de Kenyon en mi ministerio ha sido mínima.
Solamente sus enseñanzas dadas en el Nombre de Jesús tienen que ver
con mi teología. Yo niego absolutamente cualquier influencia
metafísica de parte de Kenyon. Yo no enseño Ciencia Cristiana, lo que
yo enseño es la Verdad Cristiana”.
9
Una de las más notorias “visiones” de Hagin se relaciona con un “demomo con figura de
mono”.
10 La historia se inicia con el relato de una conversación entre Jesús y él sobre la
expulsión de los demonios, cuando de pronto un “demonio con figura de mono”11
salta entre
ellos y comienza a ahogarse ante las palabras de Jesús, profiriendo gritos, “Yackey, yack, yack,
yack”, con una estridente voz.
Finalmente, después de que pasara un tiempo prudencial, Hagin se hace cargo de la
situación increpando al demonio: “¡En el nombre de Jesús, cállate!”. Jesús, evidentemente
aliviado, reconoce ante Hagin: “si tú no hubieras hecho lo que hiciste, yo no hubiera podido”.
12
Hagin, asombrado por la confesión de Jesús y consciente de que se le fue la mano,
inmediatamente sugiere que quizás lo que Jesús quiso decir no fue que “no hubiera podido”,
sino que “no lo hubiera hecho”.
13 Jesús calmadamente le reitera a Hagin que El no había
hablado de forma incorrecta. Hagin, sin embargo, no quedó convencido. El le dice al Señor que
no puede aceptar lo que se le está diciendo y le pide que pruebe Sus palabras con dos o tres
textos. Después de decirle a Hagin que “a veces tu teología tiene que venirse abajo”.
14 Jesús
sonríe dulcemente y procede a complacerle, no con tres textos de prueba, sino con cuatro.
Lo que resulta particularmente irónico acerca de esta supuesta visión es que, de acuerdo
con Hagin, Jesús le estaba dando instrucciones personales sobre definidos puntos en relación
con el desarrollo espiritual, y resultó que aún El Mismo era incapaz de poner en práctica lo que
estaba predicando. De hecho, sin Hagin, Cristo estaba desarmado ante la presencia del demonio
con figura de mono que hemos mencionado.
A pesar del historial de Hagin —incluyendo su propia admisión de que habla sido
“excomulgado” por los Bautistas del Sur en 1937—,15
su influencia ha tenido alcances
verdaderamente fenomenal. Virtualmente cada uno de los grandes maestros de la Fe de hoy ha
sido impactado por Hagin de alguna forma bien significativa. Los discípulos de Hagin incluyen
a hombres como Kenneth Copeland, Charles Capps y Frederick K.C. Price. El propio hijo de
Hagin escribe:
“Otras personas han iniciado sus ministerios a causa del
ministerio de mi padre. Ellos así lo admiten. Ellos, incluso, han
predicado sus sermones casi literalmente, copiándolos de sus cáseles.
Ken Copeland lo ha hecho”.
16
Ken Copeland le regaló al “papá” Hagin un aeroplano para su ministerio que costó entre
160.000 o 170.000 dólares, y éste, más tarde, se lo cedió a Jerry Savelle.
17 Hagin también
ayudó a su yerno, Doyie “Buddy” Harrison a organizar su “Convención Internacional de Iglesias
y Ministerios de la Fe”, la que ha ordenado a hombres como Charles Capps y Benny Hinn.
18
Los programas sindicados de Hagin se trasmiten actualmente por unas 249 estaciones de
radio,
19
y su Centro “Rhema”, de Entrenamiento Bíblico, (localizado cerca de Tulsa, en
Okiahoma), continúa produciendo graduados en grandes cantidades. En 1992, según la revista
Word of Faith (Palabra de Fe), que edita el propio Hagin, se graduaron 777 entusiasmados
estudiantes, lo que hace un total superior a los 12.000 graduados desde que la escuela abrió sus
puertas en 1974. Dos de estos graduados. Paúl y Nikki, fueron especialmente galardonados
porque se trataba de los primeros estudiantes rusos en graduarse de “Rhema”, y estaban
destinados a regresar a su tierra de origen, donde seguramente, iban a esparcir las herejías
aprendidas al amparo de Hagin.
20 En adición la tarea docente en su ubicación, “Rhema” ofrece
cursos por correspondencia, los que han alcanzado a más de 16.000 estudiantes durante sus doce
años de su existencia.
21
La revista de Hagin, Word of Faith, hoy día llega a alrededor de 400,000 hogares,
22
y
hasta 1992 el ministerio había vendido más de 47 millones de copias de libros y otras
publicaciones, traducidos a 26 lenguas extranjeras.
23 En el más reciente catálogo de Hagin
aparecen mencionados más de 100 libros, folletos y casetes.
24 El ministerio de Hagin informa
que cuenta con 290 empleados, a tiempo completo y parcial, y según se informa, en sus
reuniones anuales la asistencia sobrepasa los 20.000 participantes.
25
La popularidad de Hagin puede atribuirse, al menos en parte, a su afirmación de que él es
una autoridad en asuntos espirituales. Y además, al hecho de que su autoridad se atribuye
principalmente a sus alegados encuentros personales con Jesús por medio de visiones. Durante
una de estas visiones, narrada en / Believe in Visión (Yo creo en visiones). Jesús lleva a Hagin
en un remolino de viento a través de un viaje por el cielo y por el infierno. Hagin dedica página
tras página para referir los detalles de su viaje apocalíptico al mundo de los “condenados”.
26
No solamente se vanagloria Hagin de sus alegadas visitas al cielo de y al infierno, pero
también en sus escritos él cuenta de manera muy vivida, sus experiencias extracorporales.
27
Relata Hagin que durante su conversión en 1933, el tuvo una experiencia “extracorporal” que
casi le lleva a la muerte: “Yo me deslicé de regreso en mi cuerpo de la misma forma en que un
hombre se introduce en sus pantalones por la mañana… la misma manera en que yo me fui —a
través de mi boca”.
28
Hagin, en una memorable ocasión, estaba en medio de un sermón IgMando fue
trasportado instantáneamente hacia el pasado, a un pequeño pueblo situado a 15 millas de la
iglesia donde él estaba predicando. Hecostado sobre la pared de un edificio, él observó a una
mujer que ‘¿acunaba por la calle. De pronto un carro se arrimó a la acera, tocó la ibocina y la
mujer entró en el mismo. Casi de manera instantánea, Hagin ;se encontró a sí mismo sentado en
el asiento trasero del automóvil. Pocos minutos después, estacionados en un apartado lugar, el
conductor cometió (ddulterio con esta mujer ante los ojos mismos de Hagin. La experiencia
total duró unos 15 minutos, después de los cuales Hagin abruptamente se encontró de nuevo en
la iglesia, exhortando a su congregación a que todos oraran.
29 Esta, no obstante, no constituye
una experiencia aislada.
Unos párrafos después, en el mismo panfleto, Hagin recuerda que estaba caminando de
regreso a su casa, desde la iglesia que pastoreaba. El estaba tomando un atajo por un pasillo
rodeado de árboles. De pronto, se dio cuenta de que había un automóvil estacionado en la
sombra. De manera sobrenatural, aquel automóvil fue completamente iluminado, de tal forma
que Hagin podía observar todo lo que ocurría en su interior. El entonces vio a una mujer en la
que alguien había tratado de interesarlo, sentada sobre las piernas de un hombre.
Afortunadamente, Hagin omite contarles a sus lectores todo lo que allí sucedió. Como él mismo
lo expone: “él tenía los brazos alrededor de ella y eso no fue todo lo que de veras estaban
haciendo; pero hasta aquí es todo lo que puedo describirles”.
30
Hagin asegura que Jesús se le apareció en 1950 y le concedió una unción especial para
ministrar a los enfermos. He aquí su historia:
“Jesús vino para instruirme que cuando yo orara y colocara las
manos sobre los enfermos, situara una mano a cada lado del cuerpo. Si
yo llegara a sentir que un fuego me salta de una mano a la otra,
entonces era que un demonio estaba en ese cuerpo, causando la
aflicción… Si el fuego, o la unción, no saltaba de una mano a la otra,
entonces se trataba solamente de un caso de sanidad. Yo debería orar
por esa persona en Su Nombre, y si el enfermo así lo creyere y lo
aceptara, entonces la unción saldría de mis manos e iría a su cuerpo,
expulsando la enfermedad y trayendo la sanidad. Cuando el fuego, o la
unción, dejan mis manos y van al cuerpo del enfermo, entonces yo sé
que se ha producido la sanidad”.
31
Durante este increíble encuentro. Cristo, citando textos de las Escrituras, le dice a Hagin:
“extiéndeme tu mano”. Jesús entonces extiende su propia mano y la acerca a Hagin, de tal forma
que él pudiera mirarla detalladamente. “Por alguna razón —resalta Hagin—, yo pensé que iba a
ver las cicatrices donde los clavos habían atravesado su carne. Yo debí haberlo sabido mejor,
pero algunas veces nosotros tenemos ideas que no se apegan a las Escrituras y hasta llegamos a
aceptarlas como nuestras creencias. Yo vi en las palmas de Sus manos las heridas de la
crucifixión —tres huecos bien definidos, de forma dentada. Cada hueco era lo suficientemente
amplio como para que yo pudiera introducir mi dedo en el mismo. Yo podía hasta ver la luz del
otro lado del hueco”.
32
Lo que vale la pena notar en esta historia es que Hagin, después de referirse a “ideas que
no se apegan a las Escrituras”, él mismo procede a narrar una historia que carece de base real.
Usted debe saber que Jesús nunca pudo haberle mostrado a Hagin los alegados huecos en las
palmas de Sus manos. Cualquier estudiante de las Escrituras y de la historia sabe, que los clavos
atravesaron las muñecas de Cristo y no sus manos. La palabra griega usada en el texto (cheir)
más bien se refiere al antebrazo completo, incluyendo la mano.
33
En adición a las Escrituras, la arqueología y la medicina ofrecen fuertes evidencias de que
las personas crucificadas no eran clavadas a la cruz a través de las palmas de sus manos. El peso
del cuerpo hubiera roto toda la carne de las manos hasta los mismos dedos.
34 La fantástica
historia acerca del Jesús que supuestamente le ungió para que “ministrara a los enfermos”, es
completamente falsa. Ese Jesús no podía ser en manera alguna el Jesús de la Biblia (cf. II
Corintios 11:4).
A pesar de las visibles distorsiones que caracterizan sus historias, Hagin tiene todavía la
arrogancia de pronunciar juicio divino contra quienes se atrevan a poner en duda su autotitulado
ministerio profetice. El, incluso, ha tratado de ridiculizar a sus compañeros profetas, declarando:
“Yo he sido puesto aparte en el ministerio de la profecía porque no permito que se me clasifique
junto a todos esos idiotas y medio tontos”.
35
Hagin ha llegado a afirmar que el mismo Dios le ha revelado que los individuos, iglesias
y pastores que no acepten su mensaje tendrán que pagar el precio final. Hablando sobre sus
pronunciamientos profetices Hagin dice: “Habrá ministros que no acepten esto, y van a terminar
cayendo muertos en el pulpito”.
36 A continuación pasa a relatar un incidente en el cual él
predijo la muerte de un pastor que había dudado de su mensaje. De acuerdo con Hagin: “El
pastor cayó muerto ante su propio pulpito… porque él no aceptó el mensaje que Dios me dio
para él por medio del Espíritu Santo”.
37
Oretha, la esposa de Hagin, experimentó de primera mano el devastador impacto del juicio
divino. Durante una de las reuniones de Hagin, una mujer fue levantada al aire, desde el altar y
“estuvo danzando en el aire”.
38 Varias personas, incluida la esposa de Hagin, expresaron dudas
acerca de que eso fuera un acto de Dios. Como un resultado directo de su duda, Oretha cayó al
suelo, supuestamente privada de su vida por el Espíritu de Dios. Tambaleándose hacia atrás,
como si hubiera sido golpeada por un “bate de béisbol”, la mujer permaneció sin sentido como
si estuviera “pegada al piso”.
39 No fue hasta que ella reconoció que lo que Hestaba sucediendo
en el servicio era todo un acto de Dios, que Dios permitió a Hagin que la restaurara. Con un
mero toque de un dedo de la mano de Hagin, Oretha volvió a la vida.
Ciertamente es trágico que muchos de los maestros de la Fe de hoy día hayan tomado los
siniestros pronunciamientos de Hagin para llevarlos a los más novedosos extremos. Benny
Hinn, por ejemplo, audazmente declaró en la televisión nacional que él hubiera querido volar las
cabezas de sus “hediondos enemigos con una ametralladora del Espíritu Santo”.
40 Después de
ofrecer excusas por este exabrupto, Hinn volvió de nuevo, un año después, con un nuevo
anuncio de venganza.
41 Durante una concentración (a la cual yo personalmente asistí), de unas
17.000 personas, Hinn hizo este escalofriante pronunciamiento:
“El Espíritu Santo está sobre mí… Se acerca el día en que
aquellos que me atacan caerán muertos de golpe. Usted pregunta:
‘¿Qué es lo que está usted diciendo?’. Lo que yo digo le estoy
diciendo bajo la unción del Espíritu. ¿Les puedo decir algo? ¡No se
meta con los servidores de Dios; les puede resultar mortal!… ¿Se
atreve usted a molestar a los servidores de Dios? Pues la va a tener que
pagar. ‘Y el día se acerca’ —me ha dicho el Señor. El ha dicho: ‘Se
acerca el día cuando he de castigar instantáneamente. Desgraciados
aquellos que toquen a mis escogidos…” Ellos nos temen a nosotros.
Escuchen esto: ¡Hoy ellos se mofan de nosotros, mañana ellos nos
temerán!”
42
Las admoniciones de Hinn tienen extraordinario parecido con la declaración de John
Avanzini de que Walter Martín, el fundador del ICE, quedó muerto porque se atrevió a hablar
en contra del ungido de Dios.
43 De manera similar, Paul Crouch declaró que si Dios no
tiroteaba a sus enemigos, él lo haría.
44 Pero Kenneth Copeland, a quien dedicaremos a
continuación nuestra atención, no solamente dijo que los “críticos de la Fe” irían a una tumba
anticipada, sino gue tendrían también que enfrentarse a la terrible enfermedad del cáncer.
45 Si
lo que usted cree es que estos hombres simplemente están dando rienda suelta a su enojo,
permítame subrayarle lo que ya hemos documentado en este trabajo —que ellos, los maestros de
la Fe, están literalmente convencidos de que sus palabras pueden imponer la muerte a sus
críticos.
Kenneth Copeland
Así como Kenneth Hagin, Jr. no duda en su tarea de llevar el imperio de su padre hacia
un gran futuro, Kenneth Copeland no duda tampoco de que habrá de conducir el movimiento de
la Fe en su totalidad. Copeland inició su ministerio como un resultado directo de haber
memorizado los mensajes de Hagin, su mentor.
46
Aunque en un tiempo él trabajó como piloto en el ministerio de Oral Roberts, fue
Kenneth Hagin quien finalmente revolucionó la vida de Copeland.47 El impacto de Hagin se
dejó experimentar por vez primera en 1967, cuando el entonces administrador de Hagin (ahora
su yerno), Doyle “Buddy” Harrison, sintió lástima por el joven Copeland, que era entonces tan
pobre que no podía comprarlos, y le regaló una selección de los casetes de Hagin.48
En el período de un año de esta adquisición, Kenneth y Gloria Copeland —un equipo de
esposo y esposa—, pensaron que ya habían aprendido lo suficiente por medio de los casetes de
Hagin y establecieron su propia asociación evangelística. Fue así que en 1968, en la ciudad de
Fort Worth, en Texas, nació una secta bajo la insignia de una nueva marca. El pequeño sitio
donde Copeland conducía sus estudios bíblicos pronto se transformó en concentraciones de
avivamiento celebradas en estadios internacionalmente conocidos.
49 Y esto era solamente el
comienzo.
En 1973 Copeland empezó la publicación de una revista llamada Believer’s Voice of
Victory (La victoriosa voz del creyente); tres años más tarde, con el mismo título, lanzó su
programa radial.
50 Copeland dice que Dios “le habló” el 23 de marzo de 1979, dándole una
“comisión para que trasmitiera por la radio y que después se expandiera hacia la televisión”.
51
Desde aquí él avanzó en 1981 al altamente técnico sistema de comunicación por satélite. En
agosto del siguiente año, dice el equipo ministerial de Copeland, que “se hizo historia al crearse
el primer sistema de trasmisión religiosa global”, añadiéndose la información de que
“doscientas ciudades a través de los Estados Unidos y más de veinte países alrededor del
mundo… estaban siendo alcanzados por medio del satélite”.
52
Con oficinas en lugares tan distantes como Inglaterra, las Filipinas, África del Sur, Australia, Canadá y Hong Kong, la organización de Copeland puede verdaderamente ser reconocida como internacional, tanto en alcance como en influencia. Yo tuve el privilegio de ser el orador principal el “Día Nacional de Oración” que se celebró en el reino de Tonga, en el Sur del Pacífico. Durante mi estadía allí supe que solamente había una librería cristiana en la isla. Pensando en que sería interesante ver qué tipo de material estaría disponible, decidí hacer una visita a la tienda, y pronto descubrí que en la misma estaban vendiéndose las publicaciones de Copeland. Ya que uno puede describir a Tonga como “el último lugar del mundo” (cuando es mediodía en Jerusalén es medianoche en Tonga), es apropiado decir que las destructivas doctrinas de Copeland llegan hoy día hasta los más recónditos rincones de la tierra. No solamente Copeland abraza conceptos comunes con los sectarios, sino que a menudo lanza ideas tan descabelladas, que aun las más desviadas doctrinas de las sectas parecen cosa sin importancia. Considere por un momento la similitud entre la enseñanza de Copeland de que “Adán en el Jardín del Edén, era Dios manifestado en la carne” 53 y la de Brigham Young, profeta de los mormones, cuando dice que “Adán es nuestro padre y nuestro Dios”. 54 O compare la enseñanza de Copeland de que Dios mide de 6’2″ a 6’3″ y que pesa unas 200 libras, y tiene una extensión de cerca de nueve pulgadas en la expansión de su mano, 55 con la afirmación del fundador del movimiento mormón, Joseph Smith de que si usted fuera a ver a Dios hoy, “vería que El es como un hombre en su forma —como nosotros mismos en todo, un hombre en su imagen y en su persona”. 56 Ahora, si esto no lo sobresalta, considere como Copeland afirma —que Adán fue un duplicado exacto de Dios, y ni siquiera subordinado a El— , 57 coincidiendo con la aseveración de Joseph Smith, quien dice que “Dios mismo fue una vez como nosotros somos ahora, y es un hombre exaltado”. 58 No solamente enseña Copeland que Adán y Dios fueron duplicados exactos, sino que él también perpetúa el mito de que la tierra es una réplica cabal del Planeta Madre en el que Dios vive. 59 Todo esto, sin embargo, no es sino la punta del iceberg. Como ya hemos visto, Copeland también, de manera ofensiva, afirma que Dios ha sido el más grande fracaso de todos los tiempos, 60 añadiendo desafiantemente que “Satanás conquistó a Jesús en la Cruz”, 61 y describe a Cristo en la cruz como “extenuado, gastado, empequeñecido, espíritu fatigado”. 62 Copeland se siente tan cómodo en el mundo de lo oculto como se siente en el reino de las sectas. Como un ejemplo a señalar, Copeland está claramente identificado con el concepto mágico de que palabras sagradas, imbuidas con la fuerza de la fe, pueden convertirse en una realidad palpable. Recuerde su insistencia en que un creyente puede mandar a que exista un yate de 82 pies. 63 Es irrefutable que Copeland practica un método de visualización propio del ocultismo. Como él mismo lo expone: “Cualquier imagen que usted sea capaz de producir dentro de usted mismo que sea lo suficientemente vivida, puede llegar a verla con solo cerrar sus ojos, es algo que puede llegar a suceder”. 64 El sabe que los sectarioss hacen cosas similares, porque añade: “La visualización que ellos hacen en la meditación y en las prácticas metafísicas… es la forma pervertida de la cosa real”. 65 Refiriéndose a la visualización creativa y a la confesión positiva, Copeland afirma que “la Nueva Era está tratando de hacer esto, y si ellos obtienen algún resultado haciéndolo, es porque se trata de una ley espiritual, mi hermano”. 66 En adición, para provocar a sus convertidos con la posibilidad de crear riqueza por medio del ocultismo, Copeland también les tienta con la peligrosa doctrina de que ellos pueden crear también su propia salud. Como ya hemos visto, él sugiere que los santos pueden suprimir sus sufrimientos de la siguiente forma: “usted llega al momento cuando toma 12 Palabras de Dios y construye una imagen dentro de usted mismo en la que usted aparezca sin sus piernas inhabilitadas y con sus ojos sin ceguera, visualícese saltando fuera de esa silla de ruedas, su visión será la del Santo de Santos y usted de veras quedará fuera de sus problemas. Usted va a salirse de ellos…”67 Como si todo lo que hemos dicho no fuera ya suficientemente malo como para devastar las vidas de millares de personas que sufren inhabilidades físicas. Gloria, la esposa de Copeland, ataca la reputación del hombre que quizás haya sido el más grande de los apóstoles de todos los tiempos. Con voz autoritaria ella afirma que el apóstol Pablo no recibió su sanidad, porgue se la pidió a Dios, cuando él pudo haberla conseguido por él mismo. 68 Volúmenes pudieran escribirse sobre las peligrosas doctrinas expuestas por Kenneth y Gloria Copeland. Únicamente cuando alcancemos la perspectiva de la eternidad podremos comprender plenamente todo el sufrimiento humano que ellos han creado con su influencia. Y, sin embargo, a pesar de la irrefutable evidencia de que Copeland es un sectario, Benny Hinn, de quien hablaremos a continuación, ominosamente advirtió a un auditorio internacional que “quienes ataquen a Kenneth Copeland están atacando la presencia misma de Dios”. 69 Benny Hinn “La presencia misma de Dios”, ése es precisamente el clamor de miles de personas cuando participan de alguna de las “Milagrosas Cruzadas” de Benny Hinn. Aspiran ver a Dios moviéndose de forma poderosa en la realización de grandes milagros que se deban a su dominio sanativo. Después de haber estado, sin embargo, en una de las cruzadas de Hinn, puedo decir de mi propia experiencia que la posibilidad de recibir daño durante la ocasión es mucho más grande que la de ser ayudado o sanado. Observé con gran angustia numerosos hombres, mujeres y niños que no tuvieron ni la más pequeña oportunidad para acercarse al estrado y ser sanados por Hinn. El espectáculo puede ser mejor descrito como una vulgar competencia en la que “sobreviven los más aptos”, pues todos corren como en estampida hacia la plataforma donde está Hinn, esperando que él pueda producir el milagro de sanidad. Trágicamente, aquellos que fueron a la reunión atados a sus sillas de rueda, terminaron regresándose en la misma condición. Algunos se iban con los ojos anegados en lágrimas. Otros me dijeron que se iban sintiendo que Dios, o no tenía interés en ellos, o que carecía de tiempo para fijarse en sus necesidades. Quizás usted esté preguntándose cómo fue que Hinn se inició en sus actividades de viajero productor de milagros. Eso sucedió en 1990, cuando dice Hinn que el Señor le ordenó que empezara cruzadas mensuales por todo el país. 70 Así lo cuenta: “En estas cruzadas, yo inmediatamente empecé a recibir poder para expulsar los demonios de la enfermedad, de la aflicción y también empecé a recibir direcciones específicas del Espíritu Santo para saber lo que tenía que hacer en medio de multitudes de doce o quince mil personas. Centenares de sanaciones comprobadas y miles de conversiones han ocurrido, incluyendo a muchas personas que han dejado sus sillas de rueda y han abandonado sus muletas. Muchos ojos ciegos y oídos sordos han sido abiertos, y todo este puede verificarse”. 71 No solamente afirma Hinn que ha levantado a inválidos de sus sillas de rueda, ha dado vista a los ciegos y ha abierto los oídos de los sordos, sino que también afirma que ha sanado al menos a cuatro enfermos de SIDA. 72 Sin embargo, cuando se le presiona para que ofrezca datos de verificación, Susan Smilh, que es la persona que aparentemente se encarga de mantener las documentaciones sobre los milagros de Hinn, se toma extrañamente evasiva. 73 Cuando se trata de los casos de SIDA, la respuesta de Susan Smith es que las pruebas finales no se hallan todavía disponibles. Cuando se le interroga sobre una mujer que en Orlando fue supuestamente sanada de una ceguera relacionada con la diabetes, ella no esta dispuesta a divulgar el nombre de la mujer. Posteriormente, ella reconoció que la visión de la mujer podía haber estado todavía un tanto nublada y que la diabetes continuaba siendo una condición existente, lo que irónicamente no hizo otra cosa que exponer el problema real. “Yo quisiera que ella dejara de usar la insulina —dice Susan—, eso es lo que le está provocando la ceguera”. 74 En la Segunda Parte del libro yo les conté la historia de Wesley Parker, el muchacho que sufrió una espantosa muerte cuando sus padres se adhirieron a las indicaciones de un curandero de la Fe. Tal como les sugirió el supuesto sanador, ellos “reclamaron” la sanidad y procedieron a botar la insulina de su hijo. Lo menos que uno puede esperar es que la pobre mujer de Orlando no cometa la misma fatal equivocación. No cometa errores: Personalmente creo en el Poder sanador de Dios. Pero si Dios, en efecto, está sanando por medio de Hinn, la evidencia se hace sobresaliente por su ausencia. ¿Dónde —por ejemplo—, están ésos cuyos ojos perdidos o cuyas piernas amputadas han sido restaurados? Si de veras Dios ha usado a Hinn para sanar a varios millares de enfermos, por qué, entonces no ha existido un solo cuadriplejico que salga al frente y le pueda demostrar al mundo que efectivamente Hinn representa en la tierra el poder real del Espíritu Santo? Benny Hinn ha provisto al ICI con “Tres testimonios de sanidad que cuentan con récords médicos y documentación”, 75 entresacados de varios centenares que él menciona. Presumiblemente, ésta es la mejor evidencia que Hinn puede ofrecer —sus mejores casos. Pero de acuerdo con el doctor Presión Simpson, médico consultivo del ICI, los mismos están pobremente documentados y confusos. 76 Caso 1: Cáncer del colon. Un cuidadoso examen de los récords médicos facilitados por Hinn revelan que el tumor maligno ha sido removido quirúrgicamente (junto con el apéndice y ocho nodulos linfáticos), lo que excluye la posibilidad de una curación milagrosa. 77 Caso 2: Lupus y desórdenes relacionados. Este es un caso particularmente interesante, pues es bien conocido que el lupus experimenta a menudo una remisión espontánea que se extiende hasta por varios años. Este hecho dificulta naturalmente la verificación de una sanidad milagrosa. Lo que sí puede verificarse son los efectos del lupus —en este caso, una lesión en la articulación sacroilíaca—, la cual, definitivamente, no ha sido sanada. 78 Caso 3: Un tumor en la columna vertebral y varios cánceres. Este caso realmente tiene problemas. 79 De inicio, señalamos que las películas del Cat scan (“scan”, rastreo, proceso que reproduce la imagen de un tejido u órgano específico usando un detector de la sustancia radiactiva tecnecio 99 m. inyectada como medio de contraste) fueron “borradas antes de que los huesos pudieran ser evaluados”. 80 Lo siguiente es que los récords revelan que el tumor en la columna vertebral estaba experimentando un proceso recesivo que había comenzado tres meses antes de la “Concentración Invasora de Milagros” de Hinn. Y finalmente, el tumor estaba todavía allí—y no curado—, meses después de la supuesta “curación”. 81 Hinn reitera que hay “centenares” de auténticos casos de sanidad, los que aparecerán documentados en un nuevo libro que deberá ser publicado en 1993.83 Pero está claro que si las evidencias que Hinn puede exhibir después de varios años de “concentraciones de milagros” son como las que hemos mencionado, no dispondremos de una certeza fundamentada que nos permita conceder que alguna vez haya estado Hinn involucrado en una sanidad de “buena fe”. La ilusión de que el poder obrador de milagros que reclama Hinn provenga de Dios, es una cosa; pero la pretensión de que la mayor parte de su teología le haya sido dada por medio del Espíritu Santo, es otra muy distinta. Mientras que él ha proclamado que está “bajo la unción”, de sus labios han surgido las más disparatadas enseñanzas que uno sea capaz de imaginar. Por ejemplo, Hinn sostiene que el Espíritu Santo le reveló que las mujeres fueron creadas originalmente para dar a luz por la parte lateral de sus cuerpos. 83 También atribuye Hinn al Espíritu Santo invenciones tan sacrilegas como ésa de que el hombre es “un pequeño dios” (vea el capítulo 9). Hinn admite también sus visitas frecuentes a las tumbas de Kathryn Kuhllnan y Aimee Semple McPherson para recibir la “unción” de sus huesos. 84 En una ocasión Hinn recibió más de lo que él podía ser capaz de manejar. “Oh, yo estaba borracho, totalmente borracho”, explica él. 85 En este caso, estaba Hinn tan “intoxicado” que no podía ni recordar la profecía que había hablado. No le quedó otra alternativa que recurrir a su propio auditorio para que alguien le recordara lo que él había dicho mientras estaba bajo el poder de la “unción”. A pesar de todo esto, y más, Hinn se las ha arreglado para lograr una inmensa aceptación por medio de su exposición pública en la televisión y por la propaganda que recibe de los publicadores de sus libros. Estos libros, sin embargo, pueden ser impresionantes en su presentación, pero son muy limitados en su contenido. Basta examinar a Hinn desde una perspectiva teológica, seria para descubrir que muy a menudo sus posiciones caen en el campo de lo mitológico. ¿Y a fin de cuentas, quién es Benny Hinn? El es el pastor del “Centro Cristiano” de Orlando, Florida, donde más de 7,000 personas asisten dominicalmente a los servicios de predicación.86 Hinn alcanza a un auditorio potencial de 16 millones de televidentes por medio de sus presentaciones en el sistema de cable de TBN. 87 Nos cuenta Hinn su historia en el libro de venta extraordinaria, Good Morning, Holy Spirit (Buenos Días, Espíritu Santo), del que se han distribuido más de un millón de copias hasta la fecha. Su segundo libro en cuanto a ventas se refiere, es TheAnointing (La Unción), del que supuestamente se han vendido másde 700.000 ejemplares. 88 Hinn es un maestro en crear la ilusión de credibilidad. Por ejemplo, él se ha referido a sus años en Israel (donde nació y creció), para hacer creer a la gente que él es un experto en las Escrituras hebreas. Pero nadie que haya oído su retórica en TBN puede aceptar esa historia (vea el capítulo 9, “La Deificación del Hombre”, donde aparece la exégesis que hace Hinn de la palabra hebrea que se traduce “dominio”, y cómo él deriva la supuesta prueba de que Adán podía volar hasta la Luna). Hinn hace la misma cosa cuando se trata del Espíritu Santo. En sus libros y cáseles él crea la ilusión de que posee poderes místicos y especiales. En Good Morning, Holy Spirit, por ejemplo, Hinn relata una escena en la que su madre estaba limpiando el pasillo exterior a su habitación mientras él estaba dentro de la misma teniendo una de sus acostumbradas conversaciones con el Espíritu Santo. (Incidentalmente, si hemos de creer a Hinn, estas charlas eran tan importantes que el Espíritu de Dios le ruega a Benny, cinco minutos más. Simplemente cinco minutos. El Espíritu Santo anhelaba mi comunión). 89 Cuando Hinn salió al pasillo de su habitación, la presencia de Dios que emanaba de él era tan fuerte que su madre fue arrojada violentamente contra la pared. Con tal de que nadie dude de su historia, Hinn añade que “mis hermanos podrán decirle cuántas veces estuvieron cerca de mí y no sabían qué es lo que estaba pasando —pero ellos se sentían algo raros”. 90 Numerosos ejemplos pudieran ser citados para documentar los métodos utilizados por Hinn para hacer creer a los demás que él posee una unción especial de Dios. He aquí uno de ellos. La fecha fue el 7 de diciembre de 1974. El lugar fue Oshawa, Ontario. La ocasión fue la primera vez que Hinn se paraba detrás de un pulpito. 91 Después de predicar un mensaje repleto con profundos conocimientos, de los cuales Hinn está asombrado hasta el día de hoy, él levantó sus manos y emplazó al Espíritu Santo. “Instantáneamente el poder de Dios irrumpió en el lugar —escribe Hinn—, la gente empezó a llorar y muchas personas caían al suelo”. La manifestación de poder era tan increíble, que el mismo terminó gritando: “Oh, mi querido Dios, ¿qué es lo que hago yo ahora?”. En ese momento, Hinn intentó devolver la dirección del servicio a la persona “que estaba a cargo de conducir la reunión, en la esperanza de que él sacara aquella situación de mis manos. Pero cuando yo me volví a él, de pronto él mismo fue lanzado hacia el suelo a unos cuantos pies de distancia. Yo estaba tratando de mantenerlo cerca de mí, y de pronto el estaba fuera de mi alcance”. 92 El poder que emanaba de la joven persona de Hinn era tan extraordinario que cada vez que el líder luchaba por acercársele, volvía a ser arrojado contra la pared. Hinn le dice entonces al lector que en al principio de su ministerio se hizo evidente, que el mismo está caracterizado por la unción del Espíritu Santo y por una poderosa predicación. Dice Hinn: “Mi ministerio empezó milagrosamente y se expandió a una vertiginosa velocidad”. 93 La Unción puede entenderse mejoren términos de “superpromesas” y “superrealizaciones”. 94 El mensaje de Hinn a los cristianos carismáticos en particular es que si todo lo que una persona ha practicado hasta la fecha es nada más que “el bautismo del Espíritu Santo” y el “hablar en lenguas”, realmente no tiene mucho. Como lo aclara el mismo Hinn: “Si esto es todo lo que hay allí, yo dudo mucho de que allí haya de todo”. 95 Su solución, desde luego, es “la unción”. ¿Qué es la unción? Respuesta: !Es el poder! Hinn cuenta historia tras historia sobre cómo ese poder (supuestamente de Dios) es exhibido a través de él, siempre insistiendo en el hecho de que sin ese poder, usted no tiene absolutamente nada. “Yo no estoy exagerando el caso —aclara Hinn—, la unción es obligatoria si usted está llamado para servir al Señor. Sin ella no habrá crecimiento, ni bendiciones, ni victoria en su ministerio”. 96 Fíjese en que Hinn no admite niveles. El no dice, por ejemplo, “Sin la unción su crecimiento sería limitado”. ¡No! Lo que él dice es que “Sin la unción no habrá crecimiento”. Y punto. Pero simplemente compre el libro de Benny Hinn y verá como él le explica la forma en que también puede usted crecer para llegar a experimentar la cosa real. En efecto, Hinn declara que ha experimentado tanto de la cosa real que ya él ha logrado el estado de perfección por medio del cual ha perdido, no algunos, sino todos los deseos mundanos. “En mi caso —él relata —, sé que yo he perdido completamente cualquier deseo que tenga que ver con el mundo. Mis deseos mundanos se han ido… Ya no existe rebelión alguna dentro de mí”. 97 Si eso fuera cierto, entonces Hinn, como Cristo, estaría sin pecado. Pero de una cosa yo estoy seguro, Hinn no es menos pecador que cualquiera de nosotros, meros mortales. A pesar de este hecho, yo me sentí cautelosamente optimista de que Hinn rechazaría algunas de sus erróneas doctrinas después de la reunión que sostuvimos por primera vez el 5 de diciembre de 1990. Aparecieron algunos destellos de esperanza. Hinn accedió a retirar algunos de los más notorios errores doctrinales de su libro Good Moming, Holy Spirit. Aunque en las subsecuentes impresiones de su libro han aparecido cambios no anunciados previamente, el problema, sin embargo, nunca ha sido completamente resuelto. Ahora bien, es justo reconocer que al menos, se están tomando pasos en la dirección correcta. Hinn, en una entrevista aparecida en 1991 en Christianity Today, admitió sus equivocaciones y prometió hacer los cambios necesarios. 98 El reconoció que la revelación del Espíritu Santo en el sentido de que “había nueve de ellos” en la Trinidad (porque el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, cada uno tenía su propio Espíritu, Alma y Cuerpo) resultó ser una “muy torpe declaración”. 99 También dijo Hinn que él no volvería a atacar a sus críticos, expresando su pesar por haber expuesto que él hubiera deseado que Dios le diera “una ametralladora del Espíritu Santo” para que “él pudiera volarle la cabeza a sus críticos”. 100 El colmo, sin embargo, estuvo en el comentario de Hinn sobre la teología de la Fe: “Yo verdaderamente no creo ya en el mensaje de la fe. No pienso que realmente añada mucho”. 101 ¿Era Hinn sincero o fue simplemente una manera de controlar la situación? La respuesta parece estar en esto último. Después de unas cuantas semanas, Hinn regresó a las suyas. La supuesta revelación recibida por Hinn de que cada persona de la Trinidad posee una separada trilogía de espíritu, alma y cuerpo, propone un dilema: ¿Si esa declaración ha sido verdaderamente revelada por Dios, cómo puede atreverse Hinn a suscribir una retracción, incluso —calificando tal declaración de torpe? ¿Puede decirse que “una verdad dada por Dios” sea torpe? La ineludible conclusión es que las revelaciones de Hinn no pueden haber procedido de Dios. La sinceridad de la retracción hay que ponerla en duda, debido al hecho de que escasamente después de una semana de su entrevista en Christianity Today, Hinn regresó a su enseñanza de que ambos, el Padre y el Espíritu Santo, tenían cuerpos. 102 Hoy día Hinn se ríe de la noción de que él, algunas vez, haya dicho que había “nueve de ellos” en la Divinidad, pero todavía él sostiene que cada miembro de la Trinidad —el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo— “posee su propio cuerpo espiritual”. 103 Hinn, igualmente, ha regresado sin pérdida de tiempo a uno de sus pasatiempos favoritos —el de lanzar venenosas amenazas en contra de sus críticos. Tal como lo hemos dicho antes, Hinn escogió el 22 de noviembre de 1991, aniversario del asesinato del Presidente John F. Kennedy, para lanzar al aire un nuevo arsenal de amenazas. 104 Entonces Hinn desató sus más escalofriantes amenazas hasta el día de hoy, esta vez directamente en contra del ICI (tal como admitió en Christianity Today). En la Conferencia Carismática Mundial, el 7 de agosto de 1992, que se reunía en Anaheim, California, no muy lejos de las oficinas centrales del ICI, él dio rienda suelta a sus amenazas. Hinn les ordenó a quienes manejaban las cámaras que detuvieran la grabación; pero a nosotros llegó la copia grabada de lo que dijo. Profirió amenazas contra nosotros y contra nuestros hijos, aun con un tétrico fondo musical: “Ahora yo estoy apuntando con mi índice, con el maravilloso poder de Dios en mí… Oigan esto: Hay en California del Sur, hombres y mujeres que me están atacando… Yo voy a decirles ahora, bajo la unción, que ustedes recibirán el pago en sus hijos, a menos que se detengan… Sus hijos habrán de sufrir. “Ustedes, cada noche, me atacan por la radio —ustedes habrán de pagarlo y sus hijos también. Oigan esto de los labios del siervo de Dios. Están ustedes en peligro. ¡Arrepiéntanse! O el Dios Todopoderoso moverá Su mano. No toquen a mi Ungido…105 Cuando Hinn fue confrontado sobre esto por Christianity Today, afirmó que era en defensa propia, que él, personalmente se había sentido bajo fuertes ataques, y que hasta tenía miedo de que alguien llegara a agredirle físicamente. 106 El admitió que había hecho las amenazas en contra del personal de ICI y sus familiares. 107 Y continua Hinn profiriendo amenazas directas. En un maratón de ataques televisados sobre los “cazadores de herejías”, auspiciado por TBN, el 23 de octubre de 1992, Hinn intimida diciendo: “Ustedes me han atacado, y sus hijos son los que van apagarlo”. Y de que Hinn haya abandonado sus enseñanzas de la Fe, eso también queda por descontado. Lo que ha hecho Hinn no pasa de ser una trápala. No tan solo ha continuado él enseñando su propia edición de la teología de la Fe, sino que ha ido más allá al defender a maestros de la Fe tales como Hagin y Copeland, cuya “Convención Internacional de Iglesias y Ministerios de la Fe” le ordenara al ministerio. 108 Hinn ha conminado: “Aquellos que atacan la confesión están al lado del diablo”. 109 Casi inmediatamente después de esto, él señalaba dogmáticamente que “las palabras crean la realidad”. 110 Y finalmente decidió salir a cara descubierta, proclamando audazmente: “La Fe es liberada cuando yo hablo la palabra de fe”. 111 Después de haber oído a Hinn por un largo período de tiempo, he llegado a la conclusión de que lo que él atribuye a revelaciones del Espíritu Santo no son más que repeticiones de lo que enseñan otros maestros de la Fe. Frederick K.C. Price Vamos ahora a dedicar nuestra atención a otro de los hombres que ha sido influenciado por Kenneth E. Hagin. Su nombre es Frederick K.C. Price. De hecho, él ha reconocido que “Kenneth Hagin ha ejercido la más grande influencia en mi vida que cualquier otra persona viviente”. 112 Price es sin dudas el más prominente entre el creciente grupo de predicadores negros de la Fe. Su Centro cristiano Crenshaw en la zona surcentral de Los Angeles, reclama tener más de 16.000 miembros. 113 El lanzó un ministerio nacional de televisión en 1978 y es hoy día un frecuente invitado del programa Praise the Lord, de TBN. La primera escaramuza de Price con la teología de loas sectas se produjo como resultado de haber crecido en una familia que pertenecía a los Testigos de Jehová. 114 Después de su conversión, Price experimentó con un variado número de denominaciones, incluyendo la Bautista, la Metodista Episcopal Africana, la Presbiteriana y la Alianza Cristiana y Misionera. 115 Como lo expresa su esposa, él y ella estaban “en medio de toda clase de problemas sin llegar a ninguna parte”. 116 Hasta que un amigo le dio a él un panfleto titulado The Autliority ofthe Believer, de Kenneth Hagin. 117 Desde que se convirtió en un maestro de la Fe, Price se ha llamado a sí mismo, “el principal exponente de NÓMBRALO Y RECLÁMALO”. 118 A su organización la ha llamado Star Wars program for the Lord (El programa de las guerras de las estrellas del Señor), y también como Stealth bomberfor Jesús (El bombardero secreto de Jesús). 119 Refiriéndose a su propia riqueza, Price en cierta ocasión dijo: “Esa es la razón por la que yo manejo un “Rolls Royce” —yo estoy siguiendo los pasos de Jesús”. 120 Las enseñanzas de Price afectan también a su propia familia. El asegura terminantemente: “En nuestro hogar, nosotros no permitimos la enfermedad”. 121 También Price desalienta el uso de las medicinas diciendo que “cuando usted ha desarrollado su fe en Dios hasta el extremo en que usted pueda depender de sus promesas, pues ya no le hacen falta las medicinas”, 122 sin embargo, después de haber anunciado públicamente en octubre de 1990 que ella tenía cáncer — un tumor inoperable en la región pélvica—, Betty, la esposa de Price, sufrió “una tremenda experiencia de dolor, quimioterapia y tratamientos de radiación”. 123 Price ahora declara que ya ella está libre de cáncer, medicación y dolor (pero solamente 95% libre de cierta cojera). 124 Uno puede solamente esperar que Price llegue a entender la diferencia entre la fe bíblica y la presunción personal antes de que sea demasiado tarde para muchos de sus seguidores. No solamente Price ha logrado convertirse en un hábil comunicador de las enseñanzas de la Fe que ha aprendido de Hagin, sino que también ha sido capaz de añadir de su propia cosecha. Price, por ejemplo, ha hecho la siguiente afirmación en relación con la oración y la voluntad de Dios: “Si usted tiene que decir, ‘Sea hecha tu voluntad’ o ‘Sea según tu voluntad’ —lo que está usted haciendo es llamar a Dios un tonto”. 125 Esto, desde luego, contradice directamente pasajes tales como los de Santiago 4:15 y Mateo 6:9, 10. Las implicaciones de la posición de Price plantean serios problemas para la doctrina bíblica de la soberanía de Dios (Salmos 115:3; 135:6; Daniel 4:35; Romanos 9:20). Desafortunadamente, la retórica de Price no termina aquí. Como Hinn, Price equivoca el concepto bíblico de dominio y se mofa de quienes sostienen que Dios tiene dominio sobre esta tierra. Comentando Génesis 1:20, Price dice lo siguiente: “Si esos animales le pertenecen, si pertenecen a Dios esos animales, ¿cómo pudo ser que Dios no les puso nombres? ¿Por qué él ha dejado al miserable hombre que nombre a todos los del reino animal y que le ponga nombres a todas las plantas y a todos los componentes del reino vegetal? Porque ellos estaban bajo el control de Adán, no de Dios… ¿Por qué? El tenía el dominio. No Dios, Adán”. 126 Price ha convertido en un hábito el poner en tela de juicio la soberana autoridad de Dios. Sus errores teológicos, sin embargo, tienen que ver también con otros importantes aspectos de la fe cristiana. Price, por ejemplo, cree que Jesús murió espiritualmente, asumiendo por lo tanto, la naturaleza de Satanás antes de su crucifixión. Refiriéndose a Cristo, Price señala que “en cualquier momento, desde el instante en que El fue clavado en la cruz y cuando El estaba en el Jardín de Getsemaní —en cualquier momento de este proceso—, El murió espiritualmente. Personalmente, yo creo que fue cuando El estaba en el Jardín”. 127 Con un tono igualmente solemne, Price duda de la suficiencia de la expiación obrada por Cristo en el Calvario. Lo siguiente es una copia literal de lo que él ha dicho a este respecto: “¿Piensa usted que el castigo por nuestro pecado fue que Jesús muriera en la cruz? Si ese fuera el caso, los dos ladrones pudieron haber pagado el precio. No, el castigo consistió en que Jesús fuera al infierno y sufriera su condena allí, separado de Dios”. 128 Trágicamente, Price no se contenta con traer la confusión al concepto de la centralidad de Cristo realizando su obra de redención en el Calvario, sino que también él distorsiona el ministerio terrenal del Señor. Considere, por ejemplo, el argumento de Price de que Jesús “debió haber tenido tremenda cantidad de dinero”. 129 Esta es la manera en que él lo expone: “La Biblia dice que El (Jesús) tenía un tesorero… llamado Judas Iscariote; y el muy canalla robaba de la bolsa por un periodo de tres años y medio y nadie llegó a notarlo. ¿Sabe usted por qué? Porque allí había mucho… Si El hubiera tenido tres naranjas en el fondo de la bolsa y Judas le roba dos, no vaya a decirme que Jesús no iba a darse cuenta. Y además, si Jesús no tenía nada, para qué iba a querer un tesorero?” 130 Sobre tales engañosos fundamentos descansa una fantasía fundamental de la Fe —la de que Jesús fue rico, que El vestía ropas costosas y que sus discípulos vivían en medio del lujo. John Avanzini El doctor John Avanzini se define a sí mismo como un notable maestro de Biblia y como una reconocida autoridad en economía bíblica. “Brother John” como a él le gusta autopresentarse, afirma que ha estudiado la vida de Cristo con tal intensidad que él se encuentra muy bien preparado para repeler el falso concepto de que nuestro Señor fuera pobre. Contrario a la “tradición”, Avanzini asegura que Jesús era tan rico que El vestía ropa hecha a la medida por grandes diseñadores. 131 Avanzini usa Juan 19:23 como argumento para establecer su punto de vista. Lo que parece que Avanzini no toma en cuenta es que lo que él describe como una túnica sin costuras hecha a la medida por un diseñador, según los más competentes eruditos bíblicos no pasa de ser una prenda de ropa interior. 132 Así es, que si fuéramos a hacerle caso a Avanzini, tendríamos que afirmar que Jesús usaba ropa interior hecha por diseñadores. Avanzini continúa sus esfuerzos por demostrar que Cristo era opulento, insistiendo en gue, contrario a lo que se cree, “Jesús tenía una casa grande y hermosa”. 133 Anticipándose a una refutación, Avanzini expone esta concepción de Mateo 8:20: “Las zorras tienen cuevas y los pájaros del aire tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene donde recostar su cabeza”, no es una declaración de que Jesús no tuviera una casa… Eso significaba que los samaritanos habían cancelado la reunión que El iba a tener con ellos, y ustedes recuerdan el relato. En esos días no había un Holiday Inn en cada esquina… Si sus hombres de avanzada reciben una cancelación, entonces usted sigue para la próxima reunión y es allí donde realiza su trabajo. Es muy claro que El tenía una casa… La Biblia afirma que El tenía una casa”. 134 Para Avanzini, establecer que Jesús era próspero no es meramente un problema académico, porque no es hasta que usted reconozca las riquezas de Jesús que usted va a tener las suyas. En otro lugar él dice: “Si Jesús fue pobre, yo quiero ser pobre, si Jesús durmió debajo de un puente, yo quiero dormir debajo de un puente; pero si Jesús fue rico, yo también quiero ser rico”. 135 Armado con un hatajo de versículos bíblicos que él toma fuera de contexto, Avanzini enseña a las personas que deben dar para recibir. Avanzini, incluso, ha llegado a anunciar que “alguien más grande que la lotería ha llegado. ¡Su Nombre es Jesús!” 136 Para aquellos que no han recibido por lo que han pagado, Avanzini ha escrito un libro cuyo título es: It’s Not Working, BrotherJohn (Eso no trabaja, Hermano John), 137 en el que menciona no menos de 25 razones por las que sus técnicas para lograr la prosperidad pueden no trabajar con algunas personas. El pone la culpa virtualmente sobre cualquiera y sobre todo —no práctica del diezmo, falta de fe, impaciencia, no confianza en los hombres de Dios, pecados ocultos, tradicionalismo, etc.; por supuesto, a quien nunca culpa, es a él mismo. Lo que es particularmente digno de tener en cuenta es que Avanzini empieza virtualmente sus argumentos armando una diatriba en contra de los teólogos y de los apologistas. Aclarando que un tiempo él fue también un apologista, Avanzini dice: “Yo ya no me impresiono con los apologistas, y lo mejor que he hecho ha sido alejarme de eso —Yo era antes uno de ellos, y Dios me ha perdonado, y yo le prometí que nunca más lo haría de nuevo”. 138 Avanzini es ágil en señalar que “los teólogos no reciben contestación a sus plegarias”, y añade que “ellos tratan con un Dios impersonal”. 139 El también ha formulado las siguientes críticas en contra de los que llama “cazadores de herejías”: “¿Usted sabe cuál es el problema con todos esos cazadores de herejías? Ellos no creen en un Dios personal. Ellos creen en un Dios general que ha establecido algunas reglas, y se ha ido de vacaciones, no sin antes decir: ‘Ahora son ustedes los que operan estas reglas'”. 140 Lo que hace muy interesante la posición de Avanzini es que el Dios que él erróneamente atribuye a los teólogos y a los cazadores de herejías, a quien de veras se parece es al dios falso del movimiento de la Fe —un dios atrapado en un universo controlado por leyes espirituales. Quizás sea esta la razón por la que Avanzini haya cambiado su antigua función de “apologista” por la nueva identidad que él mismo se autoadjudica de “profeta”. 141 De este oficio recientemente adquirido, él ha sabido hacer un uso muy provechoso. Para su propio beneficio, confunde y mal aplica las palabras bíblicas que hallamos en II Crónicas 20:20. Usted dice: ¿hermano John, puedo yo creer en usted? Y él responde: “Cree en el profeta y serás prosperado”. 142 Quizás lo más triste de todo esto es que Avanzini toma la Palabra de Dios —que ha sido escrita para traer luz al hombre—, y la reduce a un manual de promoción de fondos. En términos expresados por Benny Hinn: “Los malvados están acumulando las riquezas, y a mí me encanta la forma en que John nos enseña sobre esto. El es el mejor cuando se trata de enseñamos cómo nosotros podemos apoderamos de las riquezas de los malvados. ¡Mi amigo, a mí me encanta eso!” 143 Robert Tilton Así como McDonald* ha popularizado el sistema de “comidas rápidas”, en el ministerio de Robert Tilton se ha popularizado el concepto de la “fe rápida”. Comprimiéndolo hasta su mínima expresión, el mensaje de Tilton es simple: Dios quiere que usted prospere financiera y físicamente. Pero para eso, usted necesita fe. Para probar su fe, usted tiene que hacer un compromiso de fe, y todo lo inherente a este compromiso debe ser enviado al cuidado del Hermano Bob. Los compromisos típicos empiezan con $1,000.00; pero el límite es tan alto como el cielo. Aunque el material que Tilton utiliza para sus sermones ha sido mayormente adaptado de Hagin y Kenyon, las técnicas de promoción de fondos parecen haber sido adaptadas de un empresario de bienes raíces llamado Dave Del Dotto. 144 Como el mismo Tilton lo relata, el exitoso formato actual de sus programas —el “infomercial”— surgió del dolor de su alma ante los repetidos fracasos económicos de sus presentaciones por televisión.145 Así fue que se internó en el desierto para recibir palabra de Dios. (Cuando Tilton dice “desierto” no quiere decir “sacrificio” ni “privaciones”. Lo que quiere decir es Hawaii. El mismo declara que “si tengo que ir a la cruz, preferiría hacerlo en un lugar que fuera bello. No en un lugar tan polvoriento como Jerusalén. Un pedregal, eso es lo que ese lugar es”.)146 Después de su “desértica” experiencia, Tilton regresó a la televisión y descubrió a Dave Del Dotto. 147 Inspirado por los “infomerciales” sobre bienes raíces de Del Dotto, se apareció Tilton con el informercial religioso llamado Success-N-Life (Exito-N-Vida). 148 Tilton ha usado 84% de su tiempo en el aire para promociones y levantamiento de fondos. Compare esto con 5% en los programas de Billy Graham y con 22% en los programas comerciales de la televisión secular. 149 El programa de Tilton ha alcanzado un lugar tan alto como el duodécimo en la lista de los programas religiosos de mayor sintonía en el país, de acuerdo a las investigaciones hechas por Arbitren. Antes de que los escándalos redujeran su auditorio, los programas de Tilton eran sintonizados por un estimado de seis millones de personas en más de 212 estaciones. 150 Añada a esto a quienes veían sus programas a través de la televisión por cable, su lista de correos de 800.000 nombres y su equipo de trabajo de más de 850 empleados a tiempo completo, 151 para que se dé cuenta de que, en efecto, Tilton ha sido una estrella superior en la constelación de los predicadores de la prosperidad del movimiento de la Fe. De acuerdo a su esposa Marie, quien en una comparecencia ante una audiencia en una corte federal ofreció testimonio, los 8.000 miembros de la Word ofFaith Family Church & Worid Outreach Center (Iglesia de las Familias de la Palabra de Fe & Centro de Alcance Mundial), en el suburbio Farmers Branch, al norte de Dallas, reciben una asombrosa cantidad de 65 millones de dólares al año.152 Las cadenas de televisión son severas en sus advertencias en relación con Tilton. Las solicitudes de oraciones sobre las que Tilton ha prometido atención personal con el respaldo de sus propias oraciones, muy a menudo terminan en los receptáculos para la basura, según mostraron las cámaras de la cadena de televisión “ABC”, en el programa Prime Time Uve, el 21 de noviembre de 1991 y el 9 de julio de 1992, y según ratifican los mismos antiguos empleados de Tilton. 153 Primero, las cartas con las solicitudes son remitidas al banco, donde se les extrae el dinero. Entonces continúan su destino hacia un departamento de procesode correspondencia y de allí, finalmente, son enviadas a un centro de reciclaje de papel. 154 Al menos, hay actualmente dos viudas que han presentado demandas legales contra el ministerio de Tilton, porque enviaron sus cartas con donativos y peticiones de oración atenidas a la promesa de que se iba orar porque sus esposos recuperaran la salud, cosa que nunca sucedió, pues ambos murieron. 155 En total, al menos diez demandas legales como éstas han sido presentadas con reclamaciones que alcanzan un total superior a los 500 millones de dólares. 156 Lamentablemente, después de que sus tretas financieras fueran denunciadas por la trasmisión Prime Time Uve, de la ABC, lo que sencillamente ha hecho Tilton es reagruparse. 157 Tilton se lanzó a la ofensiva con un fuerte ataque mediante una cinta de televisión que tituló Prime Time Lies (Las mentiras de Tiempo/Preferencial). En este programa Tilton se convirtió en investigador de los investigadores y realizó su esfuerzo en un escenario preparado como si fuera el que se usa en los noticieros de la televisión y hasta se buscó una reportera parecida a Diane Sawyer,deABC. 158 Tilton dice a sus seguidores que él está siendo perseguido por la causa de Cristo. 159 Asegurándoles que él, personalmente, ha orado sobre las miles de solicitudes recibidas en su ministerio, Tilton se aparece con esta increíble refutación: “Esas solicitudes de oraciones tienen tinta en ellas así como todas las clases de componentes químicos. Yo me he inclinado durante tanto tiempo sobre estas cartas de solicitudes que los elementos químicos, de hecho, han entrado en mi sangre y me han inflamado los vasos capilares… Han llegado hasta mi sistema de inmunidad y he sufrido dos pequeños derrames en mi cerebro, los que han traído cierto adormecimiento a partes de mi cuerpo”. 160 Tilton llega a afirmar que como resultado de todo esto él ha tenido que someterse a cirugía plástica para que le removieran las bolsas que se desarrollaron en la parte inferior de sus ojos. 161 Marilyn Hickey Marilyn Hickey, al estilo de Tilton, utiliza una extraordinaria variedad de trucos para conseguir que sus admiradores le envíen dinero. Entre estos trucos se hallan las piezas de tela para orar, las plaquitas protectoras, y trazos de cuerda que pueden ser usados como “puntos de contacto” para la consecución de milagros. En una carta 162 Hickey prometió enviar una unción especial si la pieza de tela para orar le era devuelta con una donación lo más rápidamente posible. Añadía Hickey que si le fuera devuelta “en el acto”, ella la ungiría con una unción identificada con Hechos 19, para producir “milagros extraordinarios, especiales y únicos”. Y continuaba afirmando para seguridad del lector que el Espíritu Santo había estado comunicándose con ella sobre todo este asunto de tal forma que su emoción era evidente. Hickey pasaba entonces a sugerir que la pieza de tela para orar era el remedio ideal para los enfermos, para los que están en la necesidad de vender algo y para quienes tengan que romper con algún espíritu de rebelión. Y para hacer mucho más claro su punto, explica ella que esa pieza de tela es tan poderosa que una madre la colocó debajo de la almohada de un niño extremadamente rebelde y que pronto el espíritu de rebeldía fue derrotado. Y no solamente eso, sino que con un solo contacto con la tela, un tumor del tamaño de una toronja se disolvió en unos cuantos días. La señora Hickey también promete a cualquiera que esté sumergido en una seria crisis financiera la solución de todos los problemas, si tan solo la pieza de tela se coloca en la cartera, el monedero o la libreta de cheques. Hay un pequeño compromiso, antes de que la pieza de tela pueda trabajar hay que enviarla primero a Hickey. Ella aclara que la pieza de tela enviada no “contiene ninguna unción especial con las cualidades que le son inherentes. Se trata, sencillamente, de un pedazo de tela cualquiera, pero si en pocos días (o mejor aún, AHORA MISMO), usted la devuelve, la misma será convertida en UNA MILAGROSA TELA DE ORACIÓN”. Pero Hickey es muy clara en establecer una condición, cuando usted devuelva su tela, asegúrese de enviar también su dinero. Como lo resume ella: “Enviar es la mejor manera de recibir”. En otra de sus cartas de solicitud, Kickey promete que ella habrá de enviar una plaquita ceremonial de protección, “aprisione su solicitud de oración sobre el corazón y comparta sus peticiones colocándolas también sobre mis hombros”. (Por supuesto, no falta la sugerencia de que se envíe también el donativo). 163 Marilyn Hickey enseña también a las personas a que les hablen a sus bolsas y a sus chequeras. Así dice ella: “¿Qué es lo que usted necesita? Empiece creando. Empiece a hablar sobre el asunto. Háblele a su billetera. Diga: ‘Tú, mi billetera grande, llena de dinero’. Dígale a su chequera: ‘Tú, chequera, desde que te he tenido, nunca has sido tan próspera como ahora. Estás hasta el tope llena de dinero'” 164 Para que usted pueda también experimentar grandes milagros, Hickey le envía semillitas de mostaza para recordarle que usted debe sembrarlas en favor de su ministerio. Sembrar una semilla, desde luego, es otra manera de decir, “envíe dinero”. Cuando Hickey reciba su semilla, ella promete que le enviará una copia de su libro titulado God’s Seven Keys to Make You Rich (Las siete llaves de Dios para hacerlo rico). Ella le asegura que Dios, no tan solo le bendecirá, sino que también le devolverá su donativo multiplicado”. 165 En respuesta a un crítico que dijo que los maestros de la Fe “están siempre detrás de la prosperidad”, Hickey replicó: “No, nosotros no, es la prosperidad la que esta siempre detrás de nosotros”. 166 Aunque la prosperidad no esté ciertamente siguiendo a sus seguidores, a Hickey sí la alcanza con bastante persistencia. Si usted no puede ver a la señora Hickey personalmente, si podrá verla por medio de la televisión en numerosas estaciones y podrá escucharla también profusamente a través de la radio. Su calcula que su revista Outpouring (Derramamiento), tiene aproximadamente una circulación de 200.000 ejemplares. 167 Ella, además de todo, es la presidenta de la Junta de Directores de la Universidad de Oral Roberts, en Tulsa, Okiahoma. 168 Las enseñanzas de Hickey son en su mayor parte una combinación de las posiciones teológicas de Tilton, Hagin, Copeland y otras muchas de las personalidades del “mensaje de la prosperidad”. Su prédica está condimentada con la jerga de la Fe, tal como “El Dios de una clase especial de fe” 169 y “la confesión acarrea la posesión”. 170 La teología de Hickey no ha sido tan solo influenciada por el reino de las sectas, sino que también, además, por el ocultismo. En efecto, su más directa vinculación con el cultismo proviene del hecho de que sea ella miembro de la “Junta dePaulYonggiCho”. 171 Paul Yonggi Cho (David Yonggi Cho) Paul Yonggi Cho sirve como pastor en la iglesia más grande del mundo. Localizada en Corea del Sur, la Cho’s Full Gospel Yoido Church afirma tener unos 700.000 miembros. 172 Pero no vaya a confundir el tamaño y el éxito con la verdad espiritual. Considere, por ejemplo, que la secta budista de Soka Gakkai (la versión budista de “nómbralo y reclámalo”) es mucho más grande que la iglesia de Cho.173 Cho rechazó su vinculación con el budismo poco después de que se le diagnosticó el padecimiento de “una tuberculosis avanzada y terminal”. 174 Jesús, más tarde, vestido con el atuendo de un bombero, se le apareció a Cho y lo llamó a predicar. 175 Curiosamente, en abril de 1992, Cho rechazó su propio nombre. Paul Yonggi, y lo reemplazó con el nombre “David”. Cho creyó necesario cambiar su nombre para poder reunificar a las iglesias de las Asambleas de Dios en Corea (Cho había establecido una denominación rival de las Asambleas). Trata de explicarlo: “Estando yo en oración. Dios me señaló que Paúl Cho debía morir. Yo necesitaba cambiar mi nombre y convertirme en una nueva persona… Ese fue uno de mis grandes sacrificios. Paúl Cho era el pastor de la iglesia más grande del mundo. La gente alrededor del mundo conocía a Paúl Cho. El nombre de Paúl Cho estaba en la cubierta de numerosos libros. Pero Paúl Cho tenía que morir. Así que yo condené a Paúl Cho a muerte, y el último domingo de Resurrección fue David Cho quien resucitó. El nombre de David fue escogido por Dios Mismo”. 176 El mensaje de Cho es esencialmente una combinación del pensamiento positivo y la fórmula de la confesión positiva. 177 La evidencia de la vinculación de Cho con la teología de la Fe es voluminosa. Por ejemplo, Cho dice: “Usted crea la presencia de Jesús con su boca… El está limitado por sus labios y por sus palabras… Recuerde que Cristo depende de usted y de sus palabras habladas para que se haga posible su presencia”. 178 El concepto distintivo de Cho es el llamado la “cuarta dimensión”. Es aquí precisamente donde reside el fallo mayor de su teología. De acuerdo con Cho, el mundo material representa las tres primeras dimensiones, y está bajo el control de la cuarta dimensión —el espíritu. 179 Cho afirma que esta verdad le fue revelada por el Espíritu Santo, añadidos los medios para trasladarla a un uso práctico. El declara que, como seres espirituales, creyentes y no creyentes pueden por igual crear y alterar la realidad, “por medio del desarrollo de visiones y sueños concretos en su imaginación”. 180 El llama a este proceso “incubación”. El concepto del pensamiento cuatri-dimensional de Cho no es algo ajeno al ocultismo. En su libro de venta récord, The Fourth Dimensión (La cuarta dimensión), Cho hace manifiesta su separación del cristianismo histórico y su entrada al mundo de lo oculto. El menciona los cuatro pasos en su fórmula de la incubación: 1) Visualice una meta definida o una idea específica en su mente; 2) tenga un deseo ardiente por su objetivo; 3) ore hasta que reciba la garantía o la seguridad de parte de Dios de que lo que usted desea ya es suyo; 4) hable o confiese para que exista, el resultado final. 181 Usted crea realidades tangibles en la tercera dimensión por medio de una visualización en la cuarta dimensión. En las propias palabras de Cho, “Por medio de la visualización v de los sueños usted puede incubar su futuro y fraguar los resultados”, 182 tal “como una gallina se sienta en sus huevos y los incuba hasta empollar su cría”. 183 Cho está consciente del vínculo que tienen sus conceptos con el ocultismo, alegando que un numero de religiones que se basan en lo oculto utilizan también el poder de la cuarta dimensión.184 “Sokagakkai (Soka Gakkai) ha aplicado la ley de la cuarta dimensión —dice Cho—, y ha realizado milagros”. 185 De igual manera, “algunos grupos involucrados en el yoga” de acuerdo con Cho, “están sanando a los enfermos por medio de la meditación yoga”, y “algunos monjes budistas han realizado también extraordinarios milagros”. 186 Cho mantiene que si los no cristianos son capaces de lograr hazañas increíbles por medio de la cuarta dimensión, entonces, los cristianos, usando el mismo medio, deberán ser capaces de hacer lo mismo y mucho más”. 187 Charles Capps Algunas de las ideas que proclama Charles Capps, que le fueron dadas por Dios son sencillamente ridiculas. Por ejemplo, Capps afirma que si alguien dice: “Estoy que me muero por hacer eso”, o “Me muero de la risa”, lo que está buscando es “hacerse acompañar por la muerte”; esto es, sus palabras pueden convertirse literalmente en la realidad. De acuerdo con Capps estas son formas de “lenguaje perverso”, que son contrarias “a la Palabra de Dios”. Dice Capps: “Adán fue más listo que eso. Al Diablo le tomó 900 años matarlo, pero ahora el Diablo ha programado su lenguaje para la raza humana de tal manera que las personas pueden matarse a sí mismas por medio de sus palabras en un plazo de setenta años o menos”. Y en otro aspecto, algunos de los conceptos de Capps son abiertamente blasfemos. Sus enseñanzas sobre el nacimiento virginal, por ejemplo, conllevan la noción herética de que Jesús fue el resultado de las palabras habladas por Dios, o de la positiva confesión: “Esta es la llave para que entendamos el nacimiento virginal. La Palabra de Dios está llena de fe y del poder del Espíritu. Dios habló. Dios trasmitió la imagen de sus palabras a María. Ella recibió esa imagen dentro de ella… La concepción que hubo en el vientre de María no fue otra cosa que la Palabra misma de Dios … Ella concibió la Palabra de Dios”. 189 Aquí Capps ha llevado el concepto de visualización y confesión a sus extremos más heréticos. En su libro Authority in Three Worids (Autoridad en tres Mundos), Capps llega a decir que “la pura Palabra de Dios” a la que él se refiere casi de manera impersonal, “tomó la carne sobre sí misma”. 190 Esta afirmación de Capps, llevada a su lógica conclusión, nos conduciría a negar la personalidad misma del Cristo preencamado, quien de veras es la única Palabra hecha carne (Juan 1:1,14). Irónicamente, en el mismo capítulo Capps señala que “si usted continuamente se ampara ante una enseñanza que es errónea, el espíritu de error finalmente le será trasmitido a usted mismo”. 191 El no ofrece dudas acerca de la fuente de su doctrina tan peculiar: “la mayor parte de mis enseñanzas proviene del hermano Kenneth Hagin”. 192 Claro, con esta clase de credenciales a nadie puede sorprender que Capps fuera ordenado en 1980 por Kenneth Copeland, en la Convención Internacional de Iglesias y Ministerios de la Fe”. 193 El espíritu de error implícito en las enseñanzas de Capps ha sido impartido a millones de personas. En rápido cálculo, sus libros se han vendido en una cantidad que sobrepasa los tres millones de copias. 194 Y muchas más personas han sido influenciadas por sus programas nacionales a través de la radio. 195 Permítame dejarle con la historia “de caminos” que nos comparte Capps. Recuerde que cuando Capps cuenta esta historia está hablando con la mayor seriedad del mundo. El punto que él está tratando de enfatizar es que a la confesión siempre le sucede la posesión: “Voy a contarles la historia de un perro cazador de mapaches para hacer bien claro mi punto. Había un individuo que alardeaba de tener el mejor perro cazador que hubiera existido. El es más rápido detrás de su caza que ninguna otra cosa que usted haya visto. Y una cosa sobre este perro, él nunca miente. Cuando él tiene a un mapache en un árbol, nunca se le escapa. Su amigo dijo: “Yo quiero ver ese peno cazador”. Así que se fueron de cacería y cosa hecha, ese perro en diez minutos atrapó un mapache. Pero después de un rato el perro trató de treparse a un pequeño árbol que no tenía ni una hoja encima. El árbol tenía unos 20 pies, no había un solo hoyo en su tronco y era imposible que un mapache se refugiara allí. El amigo dijo: “Yo pensaba que tú me habías dicho que ese perro nunca decía una mentira”. El tipo respondió: “Bueno, es que se me había olvidado decirte algo. No muy a menudo, pero de vez en cuando, este perro es tan rápido que a veces llega a un sitio antes de que el mapache aparezca. Simplemente espera un rato. Verás como el mapache aparece de un momento a otro”. 196 Charles Capps le saca esta moraleja a su historia, así es precisamente como trabaja su fe. “Si el pago de su hipoteca se debe el primero de enero, no empiece el veinte y nueve de diciembre confesando que usted tiene en abundancia”, aconseja él, “empiece haciendo la confesión un año antes de que haya que pagar la deuda”. 197 Capps ha pasado el arado sobre las Escrituras y lo que ha conseguido es desarraigar la fe de muchos cristianos que estaban firmes. Jerry Savelle El más grande logro de Jerry Savalle puede ser el de su habilidad en imitar la descripción de Dios que hace Kenneth Copeland, su mentor. A continuación, la descripción de Copeland, comparada con la posterior versión de Savelle: Descripción de Dios por Copeland La Biblia dice que El midió los cielos con las 9 pulgadas del alcance de su mano abierta. Ahora esa distancia es la que existe entre el pulgar extendido y el dedo pequeño. Y la Biblia dice —de hecho, la Versión Amplificada (The Amplifica Translatiori) traduce el texto hebreo de esa forma—, que El midió los cielos con las 9 pulgadas del palmo de Su mano. Bien, yo he tomado una regla y he medido mi propia mano, y mi palmo tiene un alcance de 8 3/4 pulgadas. Así que Dios tiene el palmo de Su mano un cuarto de pulgada más grande que la mía. El midió los cielos con un palmo. Un palmo es una vieja medida inglesa que comprende la distancia que hay desde la punta del dedo pulgar hasta la punta del dedo meñique cuando la mano está extendida. En efecto, en Hebreos se dice literalmente que Dios midió los cielos con un palmo de 9 pulgadas. Ya usted ve. Dios no tiene una estatura de 437 pies, ni pesa 4.000 libras, ni tiene un puño tan inmenso como este cuarto. Usted puede ver que la fe no nos llega en grandes olas enviada por algún monstruo gigantesco que viva en algún lugar por allá arriba. La fe viene del corazón de un ser que resulta misteriosamente parecido a usted y a mí. Un ser que tiene una estatura entre 6’2″ y 6’3″, que pesa alrededor de unas doscientas libras o un poco más, y que tiene no más que 9 pulgadas de palmo. ¡Gloria a Dios! ¡Aleluya! 198 Descripción de Dios por Savelle El es grande, pero no como un monstruo. El ha medido la anchura de los cielos con un palmo de 9 pulgadas. En efecto, la Biblia dice que Jesús era la imagen total de Dios. Así que yo estoy convencido de que Jesús fue —usted sabe— muy parecido a como Dios es de veras. Y El midió la anchura de los cielos con un palmo de 9 pulgadas. Ahora, yo no podría —mis dedos no se alejan tanto como 9 pulgadas. La distancia entre mi dedo pulgar y meñique no es de 9 pulgadas. Así, que ya yo se que El es más grande que yo, gracias a Dios. ¿Amén? Pero de todas maneras, El no es tan grande, una cosa vieja tan inmensa que no pueda entrar por esa puerta, y usted sabe, cuando El vaya a sentarse de seguro que no va a tener que ocupar todos los asientos que hay en el salón. Yo no sirvo a un Bulto Inmenso. 199 Savelle repite virtualmente cada una de las herejías que sostiene el movimiento de la Fe. Cuando se llega al tema de la salud, él repite la posición de la Fe, en contradicción con Apocalipsis 21. Es decir, insiste en el concepto de que por medio de la fuerza de la fe, todos podremos disfrutar de buena salud, aquí y ahora: “Querido Dios, yo no puedo esperar hasta llegar al cielo para ser libre de enfermedades, aflicciones, tragedias y tristeza. Yo he descubierto que no tengo por qué cargar más con estas cosas, aquí en este mundo en el que yo estoy viviendo. ¡Alabado sea Dios! Las enfermedades y las aflicciones no pueden entrar en mi mundo”. 200 Cuando se trata de la riqueza, Savelle repite simplemente la gastada frase de la Pe, “usted puede hablar para que su mundo empiece a existir”. Su manera de decirlo es la siguiente: “Su mundo, primero que todo, empieza dentro de usted mismo, alabado sea Dios. Pues bien, usted comienza a… comienza a hablar ese mundo para que exista. Yo no quiero decir que usted vaya a hablar de un carro para que exista, necesariamente. El carro está allá afuera, en algún lugar, alabado sea Dios. Pero lo que va a pasar es que él va a venir a su mundo. La casa ya está por ahí, en algún sitio, y lo que va a pasar es que va a venir a su mundo, alabado sea Dios. Las finanzas que usted necesita — Dios no va a hacer que le lluevan billetes de a 20 dólares del cielo, probablemente. Si El quisiera hacerlo. El podría. A mi me encantaría que eso sucediera, pero probablemente no sea ése el método que El va a usar. Esos billetes ya están aquí, en algún lugar. Ellos, simplemente, van a venir a mi mundo, alabado sea Dios. ¡Amén!201 Aunque Savelle es claramente un perfecto imitador de Copeland, él también copia a algunos otros maestros de la Fe. Al estilo de Pnce y Capps, Savelle presenta a Job como a un tonto, como a un hombre sin fe —quien tiene que ser acusado de ser responsable de sus propios problemas. Como lo expone Savelle: “Job habló a su mundo para que fuera destruido”. 202 Antes de convertirse en un predicador de la prosperidad, Savelle trabajaba en un taller de reparaciones de autos. 203 El surgió de lo que él mismo llama como “un chapista”. 204 Y ha llegado a ser un maestro en eso de torcer textos de las Escrituras. La transición ha probado ser más que lucrativa. Desde sus humildes comienzos en 1969, el Savelle ‘s Worid Outreach Center, en Fort Worth, Texas, ahora hace circular sus publicaciones en 36 países. En adición, sus libros y cáseles reportan una venta de 300.000 unidades por año. Morris Cerullo Morris Cerullo asegura que su primer encuentro con Dios se produjo cuando él tenía ocho años y supuestamente estaba al borde de terminar con su vida, cuando Dios intervino milagrosamente, llenando con su presencia el cuarto en el que él estaba y hablándole palabras de seguridad.205 Cuando Cerullo relata esta historia, hay que tener en cuenta que a partir de ese momento su vida ha sido un maratón de milagros grandes y sorprendentes. A la edad de 14, después de haber sido instruido por los “principales rabinos” de un pueblo de New Jersey, 206 Cerullo fue arrebatado de un orfelinato judío 207 por “dos seres angelicales y llevado a un refugio que había sido especialmente preparado para él”. 208 Menos de un año después, Cerullo fue transportado al cielo, donde tuvo un encuentro cara a cara con Dios. 209 De acuerdo con la historia, “así como Moisés contempló la gloria de Dios en la zarza ardiente, Cerullo fue llevado al cielo, donde él también contempló la gloria de Dios y donde su vida ministerial futura fue detalladamente expuesta ante él”. 210 Dios, quien fue descrito por Cerullo como un ser de alrededor de seis pies de estatura y con el doble de anchura de un cuerpo humano 211 “descorrió el velo que impedía mirar al Infierno y me concedió ver desde el cielo, hacia abajo, los confines del mundo inferior”. 212 Entonces —continúa diciendo Cerullo—, el Señor me habló por la vez primera. Aunque Cerullo asegura que él nunca había oído palabras como ésas anteriormente en su vida, resulta que Dios le dijo a él las mismas palabras que previamente le había dicho al profeta Isaías: “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre tí… y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento”. 213 Fue así, de acuerdo con Cerullo, que él se convirtió en el vocero de Dios, capaz de “revelar cosas que están por suceder” y de comunicar con precisión las palabras directas de Dios, anunciando que “así ha dicho el Señor”. Esa fue la razón por la que Cerullo declinó su ambición de llegar a ser “un día el gobernador de mi estado. Nueva Jersey”, para convertirse en un “ministro del Evangelio”. 215 Cerullo dice y repite esta historia como una prueba irrefutable de que él, en efecto, es un “vaso escogido de Dios”. 216 ¿Pero lo es él? Sus enseñanzas le apartan de esa identidad. Pregunte a Cerullo quien fue Jesús durante su encamación y la respuesta de él será que cuando Jesús “vino a este mundo. El no vino en Su divinidad, no como la Deidad (Dios)”. 217 Sobre su punto de vista acerca de Dios, lo que tiene que decir Cerullo es esto: “¿Sabía usted que desde el principio todo lo que quería Dios era reproducirse a Sí Mismo? … ¿Quién eres tú?, Vamos, responde, ¿quién eres tú? Muy bien, dilo: ¡Hijo de Dios! … Y cuando yo asciendo a esta tribuna, ustedes no están mirando a Morris Cerollo: ustedes están mirando a Dios. Ustedes están mirando a Jesús”. 218 En una pieza promocional, Cerullo reconoce que “la verdadera prueba de la identidad de un profeta —es que suceda lo que él anuncia que habrá de pasar”. 219 Sin embargo, aún un examen elemental sobre sus premoniciones demostraría que el promedio de efectividad de Cerollo no es mucho mejor que el de los Testigos de Jehová. En 1972, por ejemplo, Cerullo proclamó que Dios le había anunciado que “los Estados Unidos estaban a punto de experimentar un gran avivamiento”. 220 Ahora, más de 20 años después, este “gran avivamiento” todavía no ha tenido lugar. En septiembre de 1991 supuestamente el Espíritu Santo le habló a Cerullo, diciéndole: “Hijo, el mundo habrá sido alcanzado por el evangelio por el año 2.000”. 221 De acuerdo con Cerullo eso significa que nos quedan alrededor de 2.921 días para alcanzar mil millones de almas. (Aparentemente Dios le ha ofrecido a Cerullo la Solución Mundial: simplemente envíe su dinero). Si pudiera creerse a Cerollo, habría también que creer que Dios ha revelado a través de su profeta las tácticas más manipulativas para recabar fondos que uno pueda imaginarse. Aquí, por ejemplo, tenemos una de las supuestas tácticas divinas: “Sometan sus tesoros ante Mí, dice Dios, y permítanme ser el Señor de todo cuanto ustedes posean… Si, sean así obedientes a mi llamado, dice Dios”. 222 Paul Crouch Decir que Paul y Jan Crouch son influyentes en los círculos Cristianos, sería declarar menos de lo que en verdad es. Con valor estimado en más de 500 millones de dólares, 223 la Trinity Broadcasting Network (TBN), trasmite ahora por más de 300 estaciones, y 150 más están en proceso de ser añadidas. 224 En adición, TBN también trasmite por medio de unos 1.315 sistemas de cable, alcanzando a unos 16 millones de hogares. 225 Como lo expone el mismo Crouch, “Dios, en efecto, nos ha dado la MAS PODEROSA VOZ en toda la historia del MUNDO”. 226 Desafortunadamente, esa voz está siendo actualmente usada para promover las falsas doctrinas y enseñanzas del movimiento de la Fe. 227 Como un ejemplo a señalar, Avanzini se ha convertido en una fuerza mayor en el campo de la difusión televisada cristiana como un directo resultado del respaldo que ha recibido de TBN. De acuerdo con Avanzini, cuando Jan Crouch escuchó sobre “la devolución de las cien veces más”, le rogó que él usara esa técnica durante las campañas de promoción de fondos de TBN. “Jan Crouch me ha pedido una docena de veces que yo le predique sobre el tema de las “devolución cien veces más” —dice Avanzini—, y cuenta que le replicó: “Jan, cualquier otra cosa, pero Dios no me ha permitido hacer lo que me estás pidiendo”. 228 Con el tiempo, sin embargo, la persistencia de Jan tuvo sus frutos. Ahora, virtualmente en cada uno de los programas de promoción de fondos de TBN, Avanzini ora por la devolución de cientos y hasta de miles, haciendo creer a los donantes que sus ofrendas se les multiplicarán como recompensa. Durante un Praise-a-Thon, así se llaman los programas promocionales, Avanzini ayudo a TBN a recaudar millones de dólares con su técnica de prometer las devoluciones al ciento por tanto. Lo que muchos contribuyentes de TBN no acaban de entender es que el dinero que ellos entregan está siendo usado para apoyar doctrinas que provienen del reino de las sectas. Crouch, por ejemplo, paga y promueve a tipos como Roy Blizzard 229 y Joseph Good, quienes abiertamente niegan la doctrina de la Trinidad.230 Crouch también da su más fuerte apoyo a la “Iglesia Pentecostal Unida” (UPC), 231 una secta que enseña que la Trinidad es una doctrina pagana. ¡De veras que es tremenda ironía pensar que una red de trasmisión que se llama “Trinity” se dedique a propagar de forma tan agresiva las doctrinas antitrinitarias! A aquellos que se atreven a hablar en contra de la promoción de las doctrinas sectarias, Crouch les dedica esta amenazante advertencia: “Apártense del camino de Dios. ¡Dejen de bloquear los puentes de Dios! o ¡Dios va a entrarles a tiros si no lo hacen!232 Expresiones como ésta no dejan lugar a dudas acerca de la opinión de Crouch sobre los “cazadores de herejías”, y para que sea más específica la misma, recordemos que Crouch declara que “yo pienso que ellos están condenados y van camino al infierno. No creo que para gente como ésta, haya posibilidad alguna de redención”. 233 A pesar de reacciones tan violentas como éstas, Crouch mantiene que él jamás comprometería las doctrinas cardinales por medio de las cuales tra sido salvado. El dice más, “si usted no cree estas verdades (cardinales), no puede ser un cristiano”. 234 Sin embargo, al mismo tiempo que afirma esto, abiertamente respalda y promueve a maestros de la Fe que insistentemente niegan esas verdades cardinales. Yo le he ofrecido a Crouch, personalmente, amplias evidencias que prueban que maestros de la Fe tales como Hagin, Copeland y un desfile de otros parecidos, comprometen la centralidad misma del cristianismo: el sacrificio expiatorio de Cristo en la cruz. 235 Durante mis entrevistas personales con Crouch, lo he encontrado razonable y simpático. Públicamente, sin embargo, él ha hecho declaraciones que me han producido hasta estremecimiento. En una ocasión, por ejemplo, Crouch afirmó agriamente: “Si usted quiere criticar a Ken Copeland por su predicación o por su fe, o a Dad Hagin, largúese de mi vida. Yo ni siquiera voy a hablarle, ni tengo interesen oírle. No quiero ver su fea cara. Largúese de frente a mi, en el nombre de Jesús”. 236 En una carta de enero de 1992 a uno de sus socios financieros, Crouch escribió que “la gente del ICI… debiera regresar a su razón original de ser bajo la dirección del doctor Walter Martín, y que no era otra, que exponer las herejías de las sectas, esas que se apartan de la divinidad de Cristo y de su sacrificio expiatorio”. 237 Pero los maestros de la Fe, en efecto, se “apartan de la divinidad de Cristo y de Su expiación”. No tan solo yo le he presentado pruebas a Crouch de ese hecho, sino que también lo hizo anteriormente mi antecesor, el doctor Martín. Como dijera el doctor Martín antes de irse a su hogar celestial a morar con el Señor: “por diez años yo he señalado —-y esto está grabado y escrito, que estamos llegando al reino de las sectas con las enseñanzas de los maestros de la Fe. ¡Y la verdad, no es que vayan para allá, es que ya están allá! 238 Tristemente, Paúl Crouch se encuentra actualmente atrincherado en la posición que públicamente ha reiterado, “aquellos que se oponen al mensaje de la Fe han establecido contacto conmigo demasiado tarde”. 239 Crouch llama al mensaje de la Fe “un avivamiento verdadero, que se produce en armonía con la Palabra de Dios”, restaurada por “un grupo de preciosos hombres, tales como Kenyon, Hagin, Copeland, y Savelle”. 240 Luces menores Otros numerosos expositores pudieran ser también incluidos en la constelación de la Fe. 241 Los ejemplos van desde tipos como Casey Treat, quien dice que “Dios creó al hombre y a la mujer como exactos duplicados de El Mismo”, 242 hasta otros como John Osteen quien cree que la “fe, creada por la Palabra de Dios, lo habilita a usted para que pueda llegar a la dimensión de lo invisible y activar el poder creativo de Dios”. 243 También están algunos como T.L. Osbom, quien sostiene que “La SALUD, EL EXTTO, LA FELICIDAD y la PROSPERIDAD son la Voluntad de Dios para USTED, cuando usted cree suficientemente en Su Palabra como para ACTUAR sobre ELLA”. 244 Casi todos los días una nueva figura de la Fe emerge sin que sepa usted de dónde. Sin embargo, todos tienen algo en común: las consecuencias de sus enseñanzas son letales. En algunos casos, el daño es físico; en otros, espiritual; y trágicamente, muchas veces es tanto físico como espiritual. Lo que podemos hacer es orar porque la Iglesia Cristiana reconozca finalmente a los proponentes de la Fe como realmente son: falsos maestros que están conduciendo a sus seguidores, desde la fe verdadera, al trágico mundo de las sectas. * El autor hace referencia a una cadena de hamburguesas muy conocida.

FUENTE:  http://www.cristianos.ch/files/40proponentesevangeliodiferente.pdf

FOTO:AUTOR DEL BLOG.

Acerca de Bertha Leon

Podria hablar mucho sobre mi y compartir mi experiencia en la vida y ministerio cristiano, y les aseguro que no se dormirian. Pero prefiero levantar el nombre de Cristo, y hablar de El. Motivo por el cual hice este blog, y traer a la luz tanta doctrina basura antibiblica, que esta mermando la salud en el verdadero cuerpo de Cristo.
Esta entrada fue publicada en FALSO EVANGELIO y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s